Image Alt

Objetivos

Type at least 1 character to search

Objetivos del Foro
Social Frontera Sur (FSFS)

Objetivos

Este Foro, concebido para recoger y elaborar propuestas que permitan reforzar acciones ya en marcha o proponer alternativas con incidencia política, se desarrollará en función de los siguientes objetivos:

  1. Propiciar un Espacio de encuentro y debate entre entidades y profesionales para reflexionar sobre la situación actual en la Frontera Sur, incorporando una mirada desde Europa y desde Marruecos.
  2. Impulsar nuevos mensajes y propuestas frente a la corriente predominante alarmista y de restricción de los Derechos Humanos, incidiendo en la política local, nacional e internacional.
  3. Presentar experiencias que muestren a la sociedad una imagen más amplia de la realidad de las fronteras.
  4. Fomentar la inclusión de los recién llegados, defendiendo sus derechos, movilizando y concienciando a la población autóctona sobre la situación en las fronteras sur; antes, durante y después de haber entrado en el país.

Es obligatorio replantearse, una vez más, las políticas migratorias y la gestión de las llegadas a la Frontera Sur europea, tanto el aumento de las migraciones forzadas desde 2012 como el reciente incremento de la llegada de personas migrantes y refugiadas por mar a España, poniendo mayor énfasis en la perspectiva de los derechos de las personas, aspectos sociales, culturales y políticos.

Las devoluciones en caliente -un procedimiento que se aplica habitualmente a pesar de su ilegalidad-, la vulneración del derecho internacional y de los derechos humanos, o la criminalización de la ayuda humanitaria, exigen hoy una reflexión sobre el enfoque de la política migratoria europea y española pero también sobre la configuración de “las fronteras morales” que nos permiten vivir en la indiferencia. En efecto, la banalización de la situación y el contexto de criminalización creciente hacia las personas migrantes y refugiadas dificulta los procesos de inclusión y supone una amenaza para la convivencia. Refuerzan, pues, los estereotipos y los prejuicios que alimentan a su vez los discursos del temor, construidos en base a un enfoque securitario que está siendo aprovechado por diferentes partidos políticos.

En este contexto, tanto Andalucía, como Ceuta y Melilla son puntos estratégicos para luchar para la defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas. Por sus características geográficas (18 km de frontera ceutí y melillense, y 1.050 km de costas andaluzas mediterráneas y atlánticas), han sido siempre zonas de llegada, susceptibles de situaciones conflictivas, que actualmente afectan a personas procedentes en su mayoría de Marruecos, Argelia, Siria, Guinea-Conakri, o Costa de Marfil. Unos migrantes cuyo número aumenta cada día, fruto de los acuerdos Europeos para cerrar las vías de entrada turca y de Europa oriental.